SONRÍE

Algo tan simple como sonreír o reír tiene efectos muy pero que muy positivos. Al reír se liberan endorfinas en el cerebro y aumenta la secreción de serotonina lo cual reduce la percepción del dolor y equilibra el estado de ánimo combatiendo el estrés, la ansiedad y facilitando el sueño.

Nos ayuda a sentirnos mejor y más confortables. Limpia y ventila los pulmones, mejora la oxigenación del cerebro y del cuerpo en general. Regulariza el pulso cardíaco, ayuda a trabajar al aparato digestivo y regula el intestino.

Fortalece el sistema inmune y aumenta el número de anticuerpos como la inmonoglobulina A, los linfocitos T y las natural killers (NK), que son las células asesinas naturales que atacan a las células virales o malignas, lo que es muy importante para la prevención del cáncer.

Con la risa recuperamos a el/la niñx que hay en nosotrxs comunicándonos con esa parte inocente y sin prejuicios,  manifestándonos desde el SER.

Incrementa la autoestima y la confianza en unx mismx. Es una fórmula muy eficaz para eliminar pensamientos y emociones negativas. Una buena carcajada puede ayudar a liberar emociones, especialmente las que tendemos a reprimir. Todo se vé mejor después de una buena risa.

Cuando sonríes te conectas contigo, con tu parte más auténtica, con esa parte que forma parte del TODO, te conectas con tu ALMA.

sin-tc3adtulo