La importancia del tacto

LA IMPORTACIA DEL TACTO

El tacto es una de las principales vías de comunicación, convirtiéndose así en un medio importante para el fortalecimiento de las relaciones como madres/padres e hij@s. A través de este masaje, los padres pueden comunicarse sin palabras con su bebé, ya que el lenguaje corporal es el único idioma que un bebé puede entender. Todo ser humano necesita ponerse en contacto, y en este caso, se establece una conexión en la que sentimos la presencia del otro proporcionando de esta manera  a nuestro bebé seguridad, calidez y confort.

Para los bebés, este sentido del tacto es el lugar central de descubrimiento, que forma la base de su bienestar emocional. Ésta es una de las mejores razones por la cual hay que estimular la piel de su bebé y asegurar su buen desarrollo.

El tacto es nuestra comunicación, y esa comunicación debe ser alimentada con cuidado, amor y afecto. Así que más que un masaje, Shantala, es un arte, un acto de amor. A través del toque, se puede decir “te quiero”, así el bebé entiende que es amado  en un nivel muy profundo y que es anclado en su Ser.

“Los bebés necesitan alimentos, pero mucho más a ser amados y recibir afecto (Leboyer, 1995)”.

Es importante señalar que las condiciones durante el primer año son de gran impacto en el desarrollo físico, emocional y psicológico de un niño. En ese período, el masaje para el bebé es muy favorable. También promueve un proceso de unión sana, los bebés entienden y escuchan lo que los padres hacen en lugar de lo que dicen.

Para conseguir los beneficios del Masaje Shantala se debe coger la rutina de realizar el masaje con el bebé de 20-30 minutos, 3-4 veces a la semana, pudiendo realizarlo hasta diariamente.